Mercadillo de Pontejos

Proceso y Resultado de todos los participantes | Todos los días

Mercadillo de Pontejos

Viernes, 21 de mayo de 2010, por tatianaguancherolo

Entrada inicial, Mercadillo de pontejos

Mi hipótesis planteada fue:

¿Podrían las “señoras de pontejos” adaptarse a un centro comercial actual?

Tras un estudio del perfil del Target de los comercios Pontejos, llegué a la conclusión siguiente:

Los comercios Pontejos llevan muchísimos años sirviendo a una clientela que hoy en día están totalmente adaptadas a los mismos y a su funcionamiento. La mayor parte de las clientes de pontejos son mujeres de edades entre los 50 y 70 años, aunque también cuentan con una amplia variedas de edades, pero en su minoría.

Por otro lado Pontejos se encuentra ubicado en una zona céntrica de madrid,Sol, lo que facilita su desplazamiento. Además es una zona altamente concurrida cualquier día del año, dado el alto interés que  muestra el turismo y los mismos  madrileños.

Un centro comercial actual, rompería con esa magia que guardan dichos comercios y no sería apoyado ni aceptado, tanto por espacio como por opiniones generales. Lo que pretendo fomentar son los recursos artesanales y tradicionales de Madrid, por ello decidí abandonar el término centro comercial.

- ¿Cómo potenciar los recursos de Pontejos, y ofrecer innovaciones a sus fieles clientas?

Una vez me planteé esta pregunta, llegué a la conclusión de que un mercadillo en el que se ofrecieran productos pontejos en oferta y  actividades que dinamizaran su imágen, servirían a dicha cadena de comercios potenciar y reforzar su permanecia en el tiempo.

Además, Pontejos cuenta con una plaza con espacio suficiente como para asentar un mercadillo, y ningún lugar mejor para su actividad.

Otro punto interesante, son los puestos de trabajo que se ofrecerían en un momento díficil por el que pasamos manteniendo esa magia tradicional al mismo tiempo que generaría un ambiente divertido en la zona.

Valoración · 0 votos
Loading ... Loading ...

Publica un comentario

Colaboradores:
© 2017 IED | Aviso Legal